Qué hacer en Cabo verde- Isla do Sal

 

¡Hola Viajeros!

Subid y agarraros porque hoy pegamos un salto hasta las islas de Cabo Verde, concretamente Isla do Sal.

A finales de Agosto del 2010, mi amiga (Vane) y yo (Noa), decidimos planear un viaje. Nos daba igual el lugar, sólo teníamos ganas de explorar un sitio nuevo.

La oportunidad apareció cuando vimos una oferta con Venyviaja (única vez que he hecho un viaje con ellos) en el que nos ofrecían 8 días de viaje en lo que vendían como EL PARAÍSO. 

Si queréis saber si realmente nos pareció el edén y qué puedes hacer allí, ¡Quédate!

QUÉ SABEMOS DE CABO VERDE

Cabo Verde es un conjunto de islas (10 islas y 5 isletas), frente a las costas senegalesas (África). 

El clima se podría decir que es tropical seco y templado, con pocas lluvias y con una temperatura perfecta.

Se respira un ambiente seguro y se entremezcla el espíritu africano y el europeo. Las islas fueron colonizadas por los portugueses y las utilizaban como punto estratégico para el mercado de esclavos provenientes de África 🙁

El lenguaje es el criollo caboverdiano y el portugués. 

Es una isla llena de contrastes; podrás ver playas de arena blanca y fina, zonas desérticas, otras volcánicas o acantilados que dejan con la boca abierta.

DATOS IMPORTANTES 

  • Se necesita VISADO para entrar al país. Puedes conseguirlo en la Embajada de Cabo Verde en Madrid. El precio es de 45 euros y se puede solicitar por correo.  También puedes sacarlo en cualquiera de los aeropuertos internacionales caboverdianos, por el precio de 25 euros.  A nosotras nos lo gestionó la propia empresa a la que compramos el viaje. (Portugal Tours)
  • Si vas a alquilar coche no necesitas carnet internacional, con el carnet de conducir español es suficiente.
  • La moneda es el escudo caboverdiano (1 Euro-111 escudos) 
  • No hay ninguna vacuna obligatoria, aunque como en todos los países africanos, se recomienda fiebre amarilla, Hepatitis A y B, tétanos y fiebre tifoidea
  • La principal recomendación es que tengas cuidado con el agua. Siempre embotellada, evitar las ensaladas o frutas que estén lavadas con agua del grifo, cubitos de hielo… (Yo me puse bastante mala).

PRECIO DEL VIAJE

Lo que incluía el viaje eran, los vuelos de ida y vuelta y el alojamiento (7 noches) con desayuno incluido.

El precio por todo esto fue de 700 euros por persona. 

Valorad vosotros si os parece mucho o poco, pero nosotras estamos contentas con lo que nos costó. 

 

ALOJAMIENTO

Cómo sabéis el alojamiento venía incluido en la oferta, y sinceramente, ¡Nos encantó!

Si queréis un descuento de 15 euros en Booking seguid este link. 🙂 

Es un hotel dividido en dos partes, el Belo y el Novo Horizonte. El Belorizonte es más antiguo, y está formado por cabañas de madera, mientras que el Novorizonte tiene un estilo más moderno en el que impera el hormigón.

Entrada al hotel

A nosotras, por suerte, nos tocó el Belorizonte, y digo esto porque las cabañas estaban muy bien y eran bonitas. A mi me recordaban a las casitas que aparecen en la película de Dirty Dancing.

Habitación por dentro

Además del alojamiento nos incluía el desayuno buffet, el cual era muy completo y estaba rico. (Pero la mayoría de gente allí alojada llevaba la típica pulserita roja de todo incluido).

También teníamos acceso a varias piscinas, una de ellas era de agua salada y podías acceder al bar desde dentro.

Después de la hora de la cena se hacían unos espectáculos de baile y música increíbles y podías estar allí tomando unas copas.

El acceso a la playa es directo desde las cabañas, lo que hace que el hotel sea más especial.

Resumiendo, es el típico complejo hotelero (no muy grande) donde tienes de todos los servicios necesarios, incluso servicio médico o tienda. Si no quieres salir del complejo, puedes pasar unas vacaciones de relax y playa.

A día de hoy no sería el tipo de alojamiento que buscaría si volviese, pero para una semana con amigos reconozco que estuvo muy bien.

Aquí os dejo el enlaceBooking Hotel Belorizonte por si estáis interesados.

 

QUÉ HACER EN ISLA DO SAL

Cuando en el 2010 decidimos aventurarnos a conocer esta isla, no había NADA de información sobre qué hacer allí.

Así que nos dejamos llevar por las recomendaciones del hotel y los caboverdianos.

Es una isla con un turismo relativamente reciente por lo que veréis que todo está virgen, que no hay ningún lugar lleno de turistas, que los caboverdianos quieren hablar contigo y no encontrarás precios desorbitados.

Nosotras estuvimos únicamente en Isla do Sal, y el alojamiento estaba en el pueblo de Santa María. Pero esta isla no es grande, así que puedes ver prácticamente todo.

Y ahora, os voy a contar qué podéis hacer allí. 

¡Espero que os sirva de ayuda! 🙂

 

  • Comer  cachupa en cualquier bar local . Es un estofado cocinado lentamente con dos tipos de maíz y otras variedades de alubias. Se acompaña de carne o pescado. Está riquísimo así que no dudéis en probarlo.
  • Si te gusta el surf, kitesurf o windsurf, estás de suerte. La isla recibe mucho viento y se hacen grandes olas. Por las tardes la playa se llena de surfistas y se crea un ambiente muy chulo.

  • Aprovecha para bucear, y si no lo has hecho nunca (como era mi caso) es un buen sitio para empezar. Podrás bucear en un barco hundido y ver peces globo, trompeta, arañas de mar…realmente recomendable.

  • Salir a pasear sin miedo y relacionarte con la gente de Santa María. 

  • Ver los bailes tradicionales como el funaná y la coladeira y por supuesto, anímate a bailarlos.

  • Haz el tour de vuelta a la isla. Lo puedes contratar con una agencia o hacerlo con los chicos que encontrarás por el paseo. Nosotras lo hicimos con un caboverdiano que se nos ofreció y todo salió genial.

En este tour podrás ver y disfrutar de:

  • La bahía, el puerto pesquero y el pueblo de Palmeira.

  • Visitar playa de Bucarona, la cual es de arena volcánica.

  • Quedarte con la boca abierta en la Bahía de Murdeira donde hay unos acantilados de roca volcánica alucinantes.

  • Ver el Ojo Azul, que es una gruta de 18 metros de profundidad y 100 metros de distancia al mar que cuando el sol proyecta en su interior, se forma una especie de ojo.

  • Bañarte en la Bahía de Murdeira, donde las aguas son cristalinas y puedes tirarte desde las rocas.

  • Bañarte dentro de una cueva, en un agujero de rocas volcánicas (Indescriptible).

  • Alucinar con la inmensidad de las salinas de Pedro Lume. Podéis bañaros allí pagando. Nosotras no pudimos porque estaba cerrado, pero dicen que la experiencia merece la pena porque es como hacerlo en el Mar Muerto.

  • Visitar una barriada y llevarles comida, la cual compramos antes en Palmeira. Nos lo agradecieron mucho y fue un placer estar un rato con ellos.

  • Parar en medio del desierto, donde la luz del sol sobre la arena crea unos espejismos muy curiosos. La verdad es que se ve muy bien y es como si hubiese agua.  El ojo engaña a la mente. 
  • Ver la puesta de Sol en Shark Bay; la bahía de los tiburones.  Es uno de los lugares más mágicos de la isla desde mi punto de vista. Puedes divisar a los tiburones nadando a sólo unos metros de tus pies. Nosotras sinceramente no vimos nada más que unas aletas al fondo 🙁 

  • Coger un catamaran y pasar el día entre risas, música, sol y snorkel. Muy recomendable y divertido. Te pueden llevar a hacer snorkel a una zona donde hay un cristo sumergido, por lo que he visto es muy chulo.

  • Disfruta de la noche cavoberdiana, la cual es muy divertida y no pararás de bailar. Recomiendo el bar Pirata y el Funana.

  • Conducir un quad por las dunas. Nostras no lo hicimos pero sé que es una de las actividades que se ofertan.
  • Una de las cosas más bonitas que puedes ver es a las tortugas marinas saliendo del agua a poner sus huevos, o a las nuevas salir de ellos. En agosto es cuando los ponen y a partir de Octubre cuando nacen.Hay una empresa llamada Turtle SOS, que organiza la visita, pero también lo puedes hacer con algún guía local. Si la vas a hacer, hazlo con respeto y cuidado y asegurándote de con quien vas.
  • Playa, playa y más playa. 
  • Y por supuesto, disfrutar de las nuevas amistades que se hacen viajando.

 

A nosotras nos encantó la isla por su gente, relax, bailes, la sencillez y toda la diversión que tuvimos día a día.

Si estáis pensando en ir, no lo dudéis y comprad los billetes ya. ¡Buen viaje a CABO VERDE!

Y hasta aquí mi opinión sobre qué no debes perderte en Isla Do Sal.
 
¡¡Esperamos que os ayude!!
 
 
Un saludo y muchas gracias por leernos, y si os gusta, compartidnos con vuestros amigos o redes sociales.
Noa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *