Escala en Dubai, ¿Qué hacer?

  

¡¡Hola viajeros!! 

Cuando fuimos a Tailandia, nuestra escala fue en Dubai (Emiratos Árabes). Teníamos 8 horas por delante y ganas de empezar la aventura, así que decidimos conocer un poquito esta ciudad. De esta manera sabríamos si nos gustaría volver con más tiempo o si iba a dejar de estar en nuestro bucket list.

Si quieres saber qué hacer en unas horas en Dubai y si volveríamos o no….¡sigue leyendo!

 

QUÉ HACER EN UNA ESCALA EN DUBAI

Llegamos a la 08.00h de la mañana (hora de Dubai) al aeropuerto, el cual es impresionante. Tiene muchas tiendas de lujo, los baños están impecables, hay hamacas y sillas muy cómodas para las largas esperas, llaman al rezo en sus horas estipuladas y es carísimo.

Como las maletas iban directas desde Barcelona a Bangkok, no tuvimos que preocuparnos de ellas. Simplemente llevábamos una mochila cada uno y no era pesada.

Tras hacer el típico trámite de pasaporte, donde te sellan en el aeropuerto como entrada a los Emiratos, fuimos directos a la zona de los taxis.

Habíamos leído que se pueden coger taxis “baratos”que te llevan a los lugares más destacados durante unas horas, así que… ¡allá que nos fuimos!.

Tras regatear el precio, llegamos al acuerdo de 70 euros (250dirham). Sé que estáis pensando que vaya dineral…pero creedme que fue lo más barato que pudimos conseguir, y eso que a pesadita regateando no me gana nadie. 😉

  • Aprovechamos el tiempo de espera en el aeropuerto de Barcelona para cambiar euros por dirhams. Lo que nos sobró lo usamos para comer y tomar algo. También nos vino bien a la vuelta de Tailandia, porque la escala volvía a ser aquí.

Acordamos con el taxista, que era de Bangladesh y muy simpático, que por ese precio nos llevara a los lugares principales y más bonitos durante dos horas.

Vamos a conocer Dubai
  • Por cierto, hay taxis solo para mujeres, con el techo rosa y la carrocería color crema (como todos con licencia), además están conducidos por mujeres. Pensé coger uno y pasearme yo sola por Dubai como una auténtica millonetis, pero Fran me devolvió a la realidad. 🙂

Hace muchísima calor fuera del aeropuerto, pero al entrar al taxi…parece Siberia (qué poco duelo les hace el aire acondicionado).

Comenzamos la ruta y lo primero que nos llama la atención es que no hay NADIE por la calle, el calor es sofocante (os recuerdo que estamos en medio del desierto aunque no lo parezca), y además estamos en el Ramadan. Sólo se pueden ver a unos cuantos trabajando a pleno sol construyendo más edificios.

Hay rascacielos, y más rascacielos, pero sobresale Burj Khalifa, el edificio más grande del mundo. Realmente es muy alto.

Burj Khalifa

Llegamos hasta Burj Al Arabab, uno de los hoteles más caros del mundo, con siete estrellas.

Nosotros lo vimos desde fuera y poco más. Pero si os apetece se puede entrar y comer un Brunch en el restaurante del ático. Por desgracia…nuestra billetera no daba para tanto.

La siguiente parada fue en otro de los hoteles más lujosos, el The Royal Atlantis Resort. Impresiona lo grande que es, y la seguridad que tiene…pero de nuevo, no pudimos entrar.

        

Pasamos con el taxi por lo conocido como la palmera, que aunque está en construcción, son unas islas artificiales en forma de este árbol. No se ve nada, solamente túneles.

Nos llevo a una de las calles llenas de tiendas y restaurantes de lujo, pero al ser las 11 de la mañana no había allí nada de ambiente.

Y hasta allí llegó nuestra experencia en Dubai, porque las dos horas habían llegado a su fin.

No pudimos apenas ver nada, por la hora, el calor y lo caro que nos suponía estar allí.

En general, nos decepcionó la ciudad, ya que está todo en construcción, hay gruas mires donde mires y no hay mucho que ver más que edificios altísimos y lujosos.

Seguramente si hubiésemos ido más tiempo, más dinero y a otras horas del día, como por ejemplo de noche, nuestra perspectiva de Dubai hubiese cambiado bastante. No pudimos ver su esencia, sus lujos en los centros comerciales o gente en su día a día.

No somos de tachar con el dedo ningún lugar, y tampoco lo vamos a hacer con Dubai, pero por ahora está en los últimos puestos de esa gran lista de sitios que visitar y conocer.

De todos modos, estamos seguros que dentro de unos cuantos años, cuando hayan dejado de construir cosas “raras” a lo loco, será un destino peculiar y digno de ver.

Como decimos siempre, nosotros recomendamos al 10o% aprovechar las escalas para empaparse un poquito del lugar donde nos han dejado largas horas de espera, así que nada mejor que comenzar el viaje así.

Esperamos que os haya servido este post, si tenéis cualquier duda o pregunta no dudéis en escribirnos.

También podéis compartirnos en vuestras redes sociales o a vuestros amigos.

Un saludo….y ¡muchas gracias!

Fran y Noa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *