Escala 9 horas en Bostón (EEUU)

 

Volábamos a San Juan (Puerto Rico) y nos tocaba hacer una escala de 9 horas en la ciudad de Bostón y era el mejor momento para conocer un poquito esta ciudad del estado de Massachusets.

Nada más bajar del avión, tuvimos que hacer los trámites del visado americano (ya sabéis cómo son…). En el vuelo conocimos a una chica puertorriqueña y entablamos amistad, lo cual nos vino genial para poder movernos por el aeropuerto y hacer cambio de maletas (ella ya había estado unas cuantas veces allí).

En el Post Hoteles en Puerto Rico  podéis leer lo importante que fue Masiel (puertorriqueña) en nuestra llegada a San Juan)

Si estás buscando qué hacer en Bostón en una escala….sigue leyendo!

 

Al salir del aeropuerto nuestro propósito era llegar al centro y hacer la ruta de 4km llamada “FREEDOM TRAIL”, comer algo típico de Bostón y sentarnos un rato a ver cómo funciona allí el día a día…y así fue.

Antes de nada vamos a explicar qué es el “Freedom Trail”;es  un camino muy fácil de seguir, marcado por una línea roja ( ladrillo en el pavimento), que a través de 16 paradas en lugares históricos (cementerios, iglesias, edificios…) nos descubre los tesoros de Boston y lugares importantes en la revolución americana.

¿CÓMO LLEGAR?

Al salir del aeropuerto cogimos la Línea de bus entre el aeropuerto y el metro, (es gratuita) se coge a la salida y el trayecto dura cinco minutos.

Al llegar al metro cogimos un ticket de cuatro viajes (para dos) y cogimos la línea naranja “Orange Line” que lleva al centro.

Al salir ya te encuentras la Freedom trail, pero nosotros preguntamos a un señor dónde comenzaba y muy amablemente nos llevó hasta el cementerio (Granary Burying Ground) que es la parada 3. Allí NO es donde comienza pero  SI dónde te encuentres una placa (como la de la foto). Donde veáis estas placas es porque hay una parada relevante en el camino.

A nosotros nos apetecía más caminar libremente,  así que paseamos por un parque que hay al lado del cementerio y nos metimos por los callejones observando el día a día de la ciudad.

Hay muy buen ambiente por las calles, y se entremezclan rascacielos con edificios antiguos y de poca altura.

Nos tomamos un pretzel con mostaza en uno de los chiringuitos callejeros y pusimos rumbo hacia el mercado Quincy Market.

QUINCY MARKET

El mercado son dos antiguos edificios que en los años 50 se cerraron y volvieron a abrir en 2015. Tienen un montón de comidas de diferentes países; es un lugar perfecto para comer de picoteo, cogiendo un poquito de cada puesto. Nosotros no pudimos resistirnos a un slice de pizza y como no a su famoso “bocata de langosta”, servido en un enorme pan bola.

Tengo que reconocer que estaba exquisito ( yo soy muy rarita para los pescados y mariscos) pero el sabor era un gustazo para el paladar.

Después de pasearnos por el mercado decidimos salir fuera a comernos lo que habíamos pedido y merece la pena sentarse a mirar y disfrutar del ambientazo. Hay música, puestos callejeros, gente haciendo diversidad de actividades gratuitas en la calle…

Nosotros nos animamos a pintar un dibujo con acuarela.

Después de reposar un poco la comida, dimos un paseo por los alrededores sin alejarnos mucho, y disfrutando de lo que ocurría por las calles.  Volvimos a coger el metro, que por cierto es bonito porque contiene imágenes de la revolución americana, y volvimos al aerpouerto de la misma forma en la que habíamos llegado hasta el centro.

Nosotros recomendamos al 10o% salir en las escalas largas a conocer un poco la ciudad en cuestión y comer algo típico de allí.

A veces te ayuda a decidir si quieres volver o si por el contrario ha sido suficiente con unas horillas.

Esperamos que os haya servido este post, si tenéis cualquier duda o pregunta no dudéis en escribirnos.

También podéis compartirnos en vuestras redes sociales o a vuestros amigos.

Un saludo….y ¡muchas gracias!

Fran y Noa

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *